Llenamos la vida de cosas



Estamos acostumbrados a llenar la vida de cosas, pero la vida no son esas cosas, de hecho la vida no son cosas, la vida no es una cosa, la vida es la pureza y la desnudez, la vida es la brisa que en nada se posa, la vida es la hierba donde nadie ha estado antes nunca tumbado, la vida es el cielo que nadie ha mirado, el río que ningún pie descalzo ha tocado, la escultura que nadie ha esculpido, el cuadro que nadie ha pintado, la palabra que nadie ha llegado a escribir, la voz que nadie ha escuchado.