La concienciación no siempre es conciencia



Puedes estar muy concienciado, sin embargo eso no significa que estés viviendo en la conciencia. Vives en la concienciación, sin embargo no vives plenamente en la conciencia. La concienciación conlleva una especie de mirada militante sobre las cosas porque la concienciación es mente, es voluntad, es intelecto, hoy en día es hasta un derivado de la ingeniería social, sin embargo la conciencia es alma, es amor, la conciencia acontece sin planificar nada, en la conciencia no hay hacedor ni experimentador, sólo hay corriente divina que explota desde muy adentro. La concienciación nace de un imperativo, de una necesidad creada, la conciencia por el contrario es algo que está siempre naciendo sin motivo alguno. La concienciación emana de la personalidad (la acción correcta nunca viene de la personalidad sino que nace de la propia vida). La concienciación es algo que haces tú a través del pensamiento, sin embargo la conciencia siempre 'es' hagas tú o no hagas.

No se trata de concienciarse de algo o de un montón de cosas, se trata de tomar conciencia...de la conciencia.