Un bello nacimiento


Llegó la Navidad y estos son los datos que aparecen en la mesa fría de esta España en la que uno vive, una España castigada por la infamia de una deuda ilegítima y por los robos y los saqueos de sus dirigentes: tenemos 10 millones de pobres, tenemos también más de 4 millones de desempleados y más de 3 millones de personas están a punto de ser expulsados de sus casas porque no las pueden pagar. Hay en España más de 3,5 millones de trabajadores que cobran menos del salario mínimo, es decir que cobran menos de 648 euros. El presidente de Aldeas Infantiles ha dicho recientemente que 1 de cada 3 niños en España vive en la pobreza.

Señores capataces, no hemos vivido por encima de nuestras posibilidades, digamos mejor que nos habéis robado a todos olvidando vuestras propias responsabilidades.

Pero al lado de estos datos externos completamente desalentadores, hay también una España que vibra alrededor de Algo Nuevo y Verdadero, ese Algo es ya una realidad incuestionable; en este Nuevo Aliento que ahora se presenta, ya no tratamos de vivir todo el tiempo dentro del territorio de la mente, sino que tratamos de vivir alojados en la verdad del Ser que mora en el interior, esa es la gran Luz que nos asiste, ese es el bello nacimiento que nos está alcanzando a tantas y tantas personas aún en medio de grandes dificultades. Conocedores de la vida del Espíritu, denunciamos el mal para que el mal no siga avanzando; meditando en soledad, clamamos también por las injusticias. El nuevo nacimiento es dejar que nazca lo mejor de nosotros mismos. Detrás de este oscuro invierno, una Gran Luz nos mira.



En el Amor que nos sostiene, feliz Navidad a todos.




Esto es lo último que tocaron los Beatles antes de disolverse como grupo. Subieron los cuatro a la angosta terraza de su famoso estudio de grabación, era un día frío de invierno en Londres, con cables por el suelo y policías vigilándoles las espaldas, y cantaron su gran “Don’t let me down” para el mundo entero con una extraordinaria fuerza, una fuerza que ahora tanto necesitamos.