Entre un pensamiento y otro



Entre un pensamiento y otro el propio pensamiento no sabe lo que hay, no tiene noción de ese silencio que se cuela en medio del compás; ese hueco que se instala entre dos pensamientos es una apertura de algo real que está fuera del tiempo, esa es propiamente nuestra libertad, percibirlo nos libera. ¿Y de qué nos libera? Nos libera de la mente pensante que es el software que nos controla nos esclaviza.