Lleida

El río Segre a su paso por Lleida


El libro “Cartas del alma desnuda” llega a Lleida. La presentación será mañana viernes día 2 de diciembre en el Camí de Gaia a las 19:30 horas; el Camí de Gaia está situado en los bajos de la calle Jaume II. Gracias a Ángel por la iniciativa, gracias a Natalia que siempre nos cuida y nos da posada, gracias también a ti Toni, sé que nunca has dejado de ir tras la senda de la Luz, aunque a veces la noche se vuelva oscura. Gracias al grupo de amigos que arropan siempre con su presencia en esa ciudad.

Dejo aquí la carta número 54 del nuevo libro.


Querido Toni,

Conozco tu calvario con el dinero, lo conozco muy bien. Por eso te escribo. Lo que has vivido y lo que vives con el dinero también yo lo he vivido, es verdad que a ti toda esa necesidad de dinero te ha pillado en medio de grandes sufrimientos físicos y psíquicos, y eso lo ha hecho todo mucho más difícil.

No quiero consolarte, tampoco quiero darte falsas esperanzas. Simplemente voy a reflexionar contigo.

La pobreza no tiene nada que ver con lo espiritual. A lo largo de muchos años se nos ha dicho que la pobreza material está revestida de una impronta espiritual; sinceramente creo que eso no es verdad; eso se ha dicho, entre otras cosas, para intentar dar consuelo a los pobres. 

Esto es lo que produce la pobreza, y lo produce en este tiempo, ahora mismo: el pobre (cualquiera de nosotros) tiene que pensar en la comida, en la ropa, en tener una casa en la que vivir; muchos tienen que pensar también en sus niños, en las zapatillas viejas que están ya desgastadas, en que toca ir al dentista… y en esos pantalones que ya están viejos y en esas ruedas del coche que hay que cambiar porque pronto llegará el invierno…. La vida del pobre está saturada de cosas que no lo dejan vivir. No tiene ni un minuto para cultivar su espíritu; incluso el rato que tiene para ir a la iglesia lo usa también para pedir cosas materiales, de hecho su oración es para pedir cosas, no es una oración para agradecer, es una oración para que se cumplan sus ruegos, para que sus deseos se hagan realidad: “Quiero que me des esto, quiero que me des lo otro…”. Las necesidades están ahí y son tantas y tan fuertes que en realidad no hay más que necesidades. ¿De dónde va a sacar esa persona unas horas para cultivar su espíritu? Aunque consiguiera meditar unos minutos, su mente seguiría demandando las mismas cosas, porque la mente no hace más que discurrir, la mente siempre piensa con ansia en el mañana; tanto piensa la mente en el mañana que está dispuesta a pasar por encima del hoy y a pasar también por encima de la bendición del ahora. 

Dice Jesús de Nazaret: “Porque a todo el que tiene, se le dará y le sobrará; pero al que no tiene, aún aquello que tiene le será quitado”. 

Hasta hoy nunca conseguí entender estas misteriosas palabras. Indagué en textos, escuché homilías en las iglesias, pero ninguna explicación me convenció; hasta que hoy mismo alguien me acerca el significado, y este sí que me gusta. Son palabras de Osho: “Esto que dice Jesús no tiene ninguna relación con la economía ordinaria; se trata de la economía suprema de la vida. Solamente aquellos que valoran lo que tienen crecerán en el gozo. Conténtate y siéntete agradecido con lo que sea que tengas. ¡Lo que sea! Sé feliz con ello. Y entonces te harás más receptivo y más cosas te llegarán: te volverás capaz de recibir más bendiciones. El que no se muestre agradecido perderá lo que tenga. Sé más amoroso y recibirás más amor. Sé más pacífico y recibirás más paz. Da más y tendrás más para dar. Comparte y tu ser crecerá”. 

Te diré Toni que cada día sueño con la prosperidad de todos y para todos. Sueño y lucho por ello. Sueño con que todos dispongamos de lo necesario. Disponiendo de lo necesario dejaremos de ser esclavos de las necesidades. 

Que la vida te dé de lo bueno lo mejor. Un abrazo muy grande.

Siempre estaré a tu lado.