Simbología satánica en el cartel de la Seminci 2016

 La concejala de Cultura y Turismo Ana Redondo,
el alcalde de Valladolid Oscar Puente, y el director del 

festival Javier Angulo, durante la presentación del cartel.


Hace tan sólo dos días un amigo presentaba un documental a concurso en la SEMINCI (Semana Internacional de cine de Valladolid), y me invitó al estreno. Dos días antes había entrado en mi correo una información del festival con el cartel de este año, la edición número 61. Lo vi sin querer y lo vi a la primera: descaradamente aparece el número 66, también el número 11, además de la palabra ISI, es decir ISIS. El 66 nos lo meten a diario hasta en la sopa, sabemos también que el número 11 es un número 'maestro' para la ejecución de 'sus atentados', y sabemos lo 'aficionados' que son al culto de la diosa egipcia Isis, que coincide además con el nombre de la organización terrorista islámica que en realidad es algo creado por occidente para combatir en Siria, mejor dicho para aniquilar al pueblo sirio. La letra "S" que está en el centro del cartel es en realidad una serpiente, por eso va en color rojo, y por supuesto es la "S" de Satanás.

He ido comentando lo del cartel con un amigo publicista, también con el productor de ese documental que se presentaba en la Seminci, hoy mismo lo he comentado con otro amigo que ha trabajado muchos años en el mundo del cine y de la televisión, también con un amigo empresario lo he podido hablar, y todos están alucinados. ¿Alguien puede explicar a qué coño viene este cartel de claro corte luciferino y ‘elevado a los altares’ de esta manera? Parece que se trata de un diseño del artista catalán Antoni Pontí Ibars, y que lleva como titulo ‘Red Mirror’, es decir ‘Espejo Rojo’. ¿Hace falta que hable del título? No hace falta, también el título está diciendo a las claras que se trata de una clara invitación al culto a Satanás.

Es muy posible que ni la concejala ni el alcalde, ni tampoco el director del festival, sepan toda ‘la carga de significado’ que lleva el cartel, pero el que lo ha hecho sí que lo sabe. ¿Y cómo es que ha colado? Pues ha colado porque las élites que están por detrás han dado su visto bueno, y han dado el visto bueno porque el cartel 'invita' a beber la sangre de los inocentes.

En esta entrevista de Alex Jones con Steve Quayle se habla abiertamente de las intenciones de los satanistas para someternos. Y no es literatura.

Ellos quieren corromper nuestra mirada. Quieren destruir nuestro ADN primigenio. Quieren borrarnos del mapa. De ninguna manera nos quieren puros, nos quieren completamente aniquilados y machacados. Así que no hay que permanecer sumisos, moved esta información y otras informaciones como ésta, que salgan los responsables y den la cara explicando qué tipo de cartel es este que han cocinado. Ya vale de echarnos mierda encima, que dejen de controlarnos a través de esta simbología delirante, que dejen de enviarnos mensajes manipuladores, estamos hartos del control mental al que nos someten, que nos dejen vivir en paz de una vez.

Pensaréis que no es para ponerse así, que se trata de un simple cartel de un festival de cine menor y que no es para tanto. Sí lo es. Este cartel va a ser visto estos días en muchísimos lugares. Este cartel guarda relación directa con estas fechas de Halloween, fechas 'muy propicias' para las ceremonias satánicas (cuidado que en esta Seminci han creado una sección especial para niños). Yo no sé vuestros ojos, pero los míos rechazan esta mierda de cartelería. Los ojos de muchos de nosotros están pidiendo a gritos una ecología en las imágenes, es decir que hay que decirles que vale ya de colonizarnos como hacen siempre con sus mensajes desmoralizantes, y es que ya sabemos que lo que pretenden es destruir los auténticos valores humanos.

Y ya para acabar, un mensaje muy corto y muy claro para toda esta élite satanista, es un mensaje que ha grabado hace poco un amigo en las redes sociales (en el minuto 13:33 lo dice bien claro, parece como si el minuto elegido estuviera elegido a conciencia): "Ya no es necesario hacer ceremonias ritualizadas para captar energía, es decir que ya no es preciso torturar y asesinar niños para captar energía ‘extra’, ahora la energía se puede obtener a través de la Nueva Tecnología de la Luz".