En plena meditación




En plena meditación no solamente constato que soy algo más que el cuerpo, lo que constato es que no hay cuerpo, que soy en verdad 'algo eterno'. Soy la Luz Eterna, el Bien Inmutable que no conoce límite alguno.