El Amor no se piensa, el Amor se vive.



Si piensas el Amor, lo matarás. El Amor no es algo que se piensa, el Amor es algo que se vive. El Amor no es una energía que requiera pensamiento alguno, el Amor es una energía que se hace en la entrega. Entrégate y arderás en Amor.