Dadle la vuelta a los informativos.

Un plató de informativos, es decir un laberinto.
También es un espacio diseñado para la hipnósis (colectiva)
.

Los telediarios no son un servicio público. Los telediarios, dirigidos y controlados a menudo por el aparato estatal, son una forma clara de dominación, seguramente la más potente.

Un telediario no se hace para dar noticias, un telediario se hace para crear realidad, es decir que es a través de esa realidad ‘creada’ bajo la forma de un telediario, que tomamos como real eso que nos venden como una noticia, y es que esa noticia 'creada' (manipulada), es simplemente una obra de ficción, una novela. 

La gente está harta y asqueada de tanto control y de tanta manipulación. Estamos hartos de que se use el dinero estatal para controlar nuestros cerebros. 

Destruid la televisión, no dejéis ni un solo ladrillo de ese invento llamado cadenas públicas, y con las privadas generalistas… exactamente lo mismo; tampoco es necesario destruir con saña, ahora todo lo viejo se destruye simplemente no haciéndole caso.

A la vez que todo ese invento se cae a pedazos, es preciso unirse para hacer pequeños canales de noticias, tú puedes ser el redactor, el cámara, el editor, tú puedes serlo todo, solamente necesitas una cosa: amor a la verdad, sin amor a la verdad nunca habrá buenas noticias ni buena televisión. ¿No ves que ahora solamente hay amor al engaño, amor al dinero, amor a la corrupción?

Un blog es ya un canal de noticias. Un buen blog puede llegar a tener más seguidores que un triste informativo de una televisión local. Veinte webs al servicio de la verdad pueden hacer que una sociedad cambie definitivamente.

Ved este vídeo de 12 minutos hecho a pie de calle sobre la última reunión que el grupo Bilderberg celebró hace poco en Dresde (Alemania). 

Prestad especial atención al joven de barba y gafas de sol que habla a partir del minuto 04:15, son tres minutos maravillosos; estad atentos también al hombre calvo que habla a partir del minuto 09:26.


Nuestros políticos no velan por nosotros.

Nuestros soldados no nos protegen.

Los Cuerpos y Fuerzas del seguridad del Estado tienen como misión proteger a los poderosos, por eso la gente se levantará. Y lo hará pronto.

No seáis instrumentos del poder, sed instrumentos de la Suprema Inteligencia de la Vida.