Deja de volverte loco



Vas de libro en libro, de charla en charla, de novedad en novedad, de maestro en maestro, y siempre con la sensación de que te estás perdiendo algo. Te crees un buscador y en el pasado seguramente lo fuiste, pero ahora ya no lo eres, ahora mismo eres alguien que consume compulsivamente información espiritual, debe de ser que en un momento dado confundiste la verdadera espiritualidad con asaltar los supermercados donde te aseguraban el éxtasis místico. 

Una buena parte de los cursos y de los retiros que se hacen, así como algunas de las prácticas que se llevan a cabo hoy en día, son disciplinas diseñadas para masoquistas, te machacas por dentro y por fuera porque te han dicho que de esa forma conseguirás un determinado estado. Y no es verdad.

Una buena parte de lo que se llama ‘la búsqueda espiritual’ no es más que un somnífero para la conciencia.

Haz el favor de detener tu marcha, párate. Dentro de ti está la chispa que enciende todos los fuegos. Es tu propio Ser lo que buscas. Deja de volverte loco y de gastar dinero. 

Cuando caigas en la cuenta de que es tu propio Ser lo que buscas, comenzará en ti un proceso de transformación espontáneo. Cuando eso ocurra en tu vida, no se te olvide denunciar el mal, dedícale tiempo, ponle ganas, sé valiente; el que no denuncia el mal es porque ha decidido borrar al propio mal de su cabeza, lo mismo que ha decidido borrar al enemigo, pero no porque no existan, sino porque así su vida y 'sus intereses' no quedan comprometidos.