Sabes volar



Justo en el momento de hacer la foto que me pediste, hijo mío, caí en la cuenta de que los seres humanos sabemos volar.



Volar
por encima de la tristeza que a veces nos empapa el corazón.


Volar
aunque estén rotos los lirios de las ilusiones.


Volar
sobre los sueños de la mente y de la muerte.


Volar
más allá de la cadena gris de los olvidos.


Volar
cantando la eterna canción de la vida
y de la libertad.