Peligros por el exceso de psicologización



Si no lo viera necesario no insistiría. No tengo ningún interés en ser un pesado, creo sin embargo que hay que volver a insistir en un tema que tiene mucha importancia.

Para señalar al mal que se encuentra en el exterior se necesita valentía, y muchas veces hace falta algo más que valentía pues literalmente te juegas la vida; pero como esa acción en el exterior es tan difícil y exige tanto compromiso, resulta más sencillo volver la mirada hacia adentro y atribuirte a ti todos los males, piensas que tú eres la causa de todo lo que te sucede. Desde mi punto de vista ese exceso de psicologización presenta graves desequilibrios y está creando una importante confusión mental en muchas personas; a esta confusión mental están contribuyendo unos cuantos gurús predicadores que están sembrando las mentes y los corazones con este exceso de psicologización. La tesis dominante es algo parecido a esto : “Todo está creado por ti, la realidad que se presenta ante tus ojos es por entero una creación tuya”. Y de repente pueden poner un ejemplo parecido a este: “Hay alguien en tu trabajo que te está tocando las narices, que sepas que eso ocurre porque tú has creado en ti una falta de armonía, entonces esa persona del trabajo que te toca las narices viene a ocupar el espacio no armónico que tú mismo has creado”.

¿Y quién les dice a éstos que todo lo creamos nosotros mismos? Si tú te crees que todo lo creas tú mismo es que aún no has investigado a fondo en la naturaleza de lo real. Investiga y verás, posiblemente te lleves alguna sorpresa. 

Otro ejemplo que ponen estos ‘magos de la palabrería’: “No digas que hay políticos corruptos, antes pregúntate qué hay de corrupto en tu vida”. ¡Es que tiene narices la cosa! En vez de señalar al corrupto, en vez de ir a por él y llevarle ante los tribunales, lo que haces es lanzarte dardos a ti mismo culpabilizándote. ¿Os dais cuenta de los peligros por este exceso de psicologización? 

Es cierto que no todo el mal se encuentra en el exterior, pero también es cierto que no todo el mal proviene de uno mismo. No te dejes embaucar. Equilibra la balanza porque de otra manera aparecerás ante ti como un enfermo acomplejado. 

Hay un vídeo de uno de ellos, un vídeo reciente en el que se repite varias veces: “Tienes que elegir entre el amor o el miedo”. Es necesario decirle a esta persona que igual descubres que también el miedo es amor; sí, repito: también el miedo es amor ya que nada escapa a ese Amor que todo lo alcanza. La Vida abraza todas las cosas, por más contradictorias que éstas puedan llegar a ser.

Esta forma de vivir la espiritualidad basada en la psicologización va a hacer de ti un cobarde; estás yendo detrás de una espiritualidad que es un útero caliente que te viene muy bien pues así no tienes que bregar con el exterior, algo siempre duro y difícil, pero es que esta forma de espiritualidad te desactiva de la lucha social y de las causas justas. Con esta forma de vivir la espiritualidad los corruptos se frotan las manos ya que el sistema te quiere precisamente desactivado, por eso te aparta hábilmente de toda denuncia exterior. ¡Eres tan espiritual porque en el fondo no te atreves a gritar y a denunciar! ¡Te refugias tanto en tu interior porque te da pavor salir y gritar los disparates que se encuentran ahí afuera!

Amigos, vivir en el Ser y vivir en el Silencio no es para nada incompatible con la denuncia del mal. Atrévete a salir de tu 'refugio espiritual' y la vida te mostrará todo eso que ahora mismo no te atreves a conocer.