Cinco palabras santas


Hace unos días el diario El Mundo rememoraba junto al ex futbolista Julio Alberto la dolorosa autobiografía de éste. Supongo que muchos saben ya que Julio Alberto Moreno fue un brillante jugador de fútbol del Atlético de Madrid, posteriormente fichado por el FC Barcelona donde le llegó el éxito y el reconocimiento, también jugó en la selección española de fútbol; al poco de retirarse sucumbió a las drogas, parece que los abusos que recibió de niño le hicieron mucho daño y de ahí nacieron un vacío y una desolación muy grandes. La sensación de vacío nos lleva siempre a hacernos dependientes de algo externo.

Èste es uno de esos artículos o entrevistas que mientras lo lees vas intuyendo que en algún momento va a haber un regalo escondido. Y efectivamente lo hay. Al final del todo está.

Sabedor Julio Alberto de que su muerte física puede estar cerca, lanza una frase de cinco palabras que es de las cosas más bellas que he escuchado últimamente. Cinco palabras santas: 


"LA MUERTE ES UN MILAGRO"


Cuando leí la frase pronuncié interiormente: "Gracias Julio Alberto, aunque hayas tenido que pasar por un infierno tan grande, ten por seguro que una frase así va a ser un precioso regalo ahora y siempre para todos los seres humanos. De las cosas más bellas que hay en la vida es cuando un ser humano consigue salir del pozo aunque sólo sea por un instante y transformar su propio dolor en una obra de arte de amor y de compasión".