Elogio de la sencillez



Quien hoy habla es Irène Grosjean, una mujer que sabe lo que dice. El que sabe lo que dice es porque 'conoce' a través de la experiencia directa, a veces esa experiencia ha sido dolorosa y nos ha permitido saber más a fondo de lo que estamos hablando.

Escuchad con atención lo que dice de los hidratos de carbono y de la carne, podrás o no estar de acuerdo, pero es preciso escuchar.

Cuanto mejor funcionan nuestras células, más y mejor podemos ser guiados hacia una vida creativa, pero si estamos mal alimentados, en realidad estamos asfixiados y envenenados, la enfermedad es la plasmación de esa asfixia y de ese envenenamiento. Las enfermedades no las crean los hongos los virus o las bacterias, las enfermedades las crea la putrefacción.

La vida es simple, simple se escribe con una gran“S” mayúscula. La vida es simple pero no simplista. La sencillez es muy importante en la vida; para poder vivir en la sencillez es necesario respetar al máximo las leyes de la vida.

De poco sirve saber tantas cosas si éstas no sirven para nada.