China y Rusia, países con una fuerte raíz espiritual.



China y Rusia, países a menudo demonizados por parte de occidente pues nos los siguen vendiendo como 'países ateos' (nada más lejos de la realidad), guardan 'joyas' que en breve nos irán entregando. En Rusia por ejemplo hay miles de niños psíquicos que tienen ahora mismo entre cuarenta y cincuenta años y que están realizando ‘maravillas'; poco a poco iremos sabiendo qué tipo de trabajo están llevando a cabo, un trabajo enfocado para el bien de la humanidad, justamente lo contrario de lo que buscan otros, es decir la destrucción de la propia humanidad.

A raíz de publicar hace unos días que el cáncer se puede curar en menos de tres minutos, llegó algún correo personal advirtiendo ‘de posible manipulación’ sobre este tipo de contenidos, lógicamente la desconfianza viene porque ese acontecimiento tuvo lugar en China, si se hubiera producido por ejemplo en la Universidad de Princeton (USA) nos lo hubieran metido hasta en la sopa y estaría en boca de todos y todo el mundo lo aceptaría sin ningún problema.

A continuación incluyo un capítulo de un libro de Drunvalo Melquisedec, ahora gratuito en la red; el libro se titula "Viviendo en el corazón" y en él habla de los niños super psíquicos de China y también de Rusia. Dice así en la página 24:

"Durante el tiempo que estuve trabajando con Inge Bardor, estuve leyendo acerca de la investigación de Paul Dong y Thomas E. Rafill, quienes escribieron juntos el libro China's Super Psychics (Los niños super psíquicos de China). De acuerdo con ellos, el gobierno chino hizo pruebas con más de cien mil niños que resultaron super psíquicos, que podían "ver" sin usar sus ojos. El gobierno chino estableció escuelas para recibir a estos niños, cuando eran localizados con el fin de darles un entrenamiento especial. En realidad estaban al mismo tiempo enseñando a los niños y aprendiendo de ellos para comprender este gran misterio que se estaba abriendo frente a sus ojos. El señor Dong reporta cómo estos niños chinos realizaban increíbles hazañas de habilidad psíquica mientras los científicos estudiaban y controlaban cada experimento para estar seguros de que no había truco o engaño. Este es un ejemplo de uno de sus experimentos: se colocaba una mesa sin nada encima en un área abierta; con cámaras de vídeo listas para filmar el experimento. Uno de los científicos colocaba una botella cerrada y sellada llena de pastillas, como vitaminas, en el centro de la mesa y una moneda, tal vez una piedra, hacia la orilla de la mesa. Un niño pequeño se aproximaba a la mesa pero sin llegar demasiado cerca, para estar seguros de que él o ella no pudiera tocar nada. Con las habilidades psíquicas del niño, las pastillas pasaban a través del cristal de la botella y se colocaban sobre la mesa. Y el otro objeto, la moneda o la piedra pequeña, que estaba en la orilla de la mesa, flotaba hacia la botella aún cerrada y sellada pero vacía y pasaba a través del cristal y se colocaba dentro de la botella. Evidentemente, no era muy difícil lograr esto ya que más de cinco mil niños chinos fueron capaces de llevar a cabo este experimento bajo el control del gobierno. Una pequeña niña china de seis años dio una inusual demostración de sus habilidades psíquicas, con miles de personas presentes. Antes de entrar al teatro, a cada persona se le dio un botón de rosa con tallo y hojas. Después, la niña entra al escenario, mueve sus manos y todos los botones de rosa en el teatro se abren convirtiéndose en rosas completamente maduras y abiertas en sólo unos minutos. Si esto es un truco, de verdad es muy bueno. Hubo muchas clases diferentes de demostraciones de las habilidades de estos niños, pero el verdadero sentido de esto era fácil de entender: algo extraordinario estaba teniendo lugar en China y también en México. Ahora yo tenía que saber si este fenómeno se extendía a todo el planeta o estaba restringido a estos dos países. Ya que Mary Ann e Inge usaban la misma pantalla interna para ver, tenía que preguntarle a Paul Dong, quien había estudiado extensamente a estos niños, los súper psíquicos de China. (Desde 1985 amplias investigaciones se han llevado a cabo en China acerca de la idea de una conciencia superior y los fenómenos psíquicos en niños, lo que ha provocado que aparezcan artículos en prestigiosas revistas de ciencia como Nature Journal y muchas otras. Esto es algo que ha sido bien investigado y documentado). Llamé a Paul en California, donde él estaba viviendo. Hablamos cerca de dos horas, y hacia el final de la conversación le pregunté lo que estaba tan ansioso de saber: "Paul, ¿qué ven los niños súper psíquicos de China cuando tienen sus ojos tapados? Quiero decir ¿qué ven en sus mentes?". Paul empezó a actuar como Inge cuando le pregunté acerca de esto, diciendo que era un poco extraño y cambiando el tema. Finalmente, después de por lo menos diez minutos de insistir, Paul se atrevió a decir: "Drunvalo, yo nunca he visto lo que ellos ven, pero los niños dicen que ven una pantalla interna como si fuera una televisión y que desde ahí las imágenes vienen hacia ellos". Inmediatamente le pregunté si había pequeñas pantallas alrededor de la pantalla central. Me contestó que no lo sabía, que los niños nunca se lo habían dicho. Ahora yo sabía que los niños psíquicos de China también veían una pantalla parecida a una televisión, pero no estaba seguro de que fuera igual. Esto era muy interesante. Pudiera ser que me hubiera tropezado con un fenómeno universal, por lo que estaba aún más determinado a encontrar la verdad".