¿Por qué tantas personas aborrecemos a los políticos?



Ayer mismo estaba hablando con una persona y ésta me preguntó: "¿Por qué crees tú que ahora mismo tantas personas aborrecemos la política?". "No aborrecemos la política, aborrecemos a los políticos, y aborrecemos a los políticos concretos con sus nombres y apellidos, nos harta su palabrería, sus gestos dirigidos al vil sentimentalismo, su enfoque constante hacia la división, la partición y la enemistad entre hermanos; la mayoría de nosotros aborrecemos a esos políticos porque hemos descubierto que los políticos lo que pretenden es dominarnos; no quieren gobernarnos, quieren dominarnos y someternos. 
Lo que las encuestas están señalando con ese 40% de indecisos, es que no se trata de indecisos, se trata justamente de los que aborrecemos a estos políticos corrompidos y faltos de los verdaderos valores humanos".