Debajo del río hay otro río que pasa


Lo que vivimos en cada momento es siempre algo mucho más profundo que eso que estamos viviendo a cada instante, es como un río escondido que fluye por debajo del río superficial de las cosas; caer en la cuenta de ello es ampliar la mirada; a través de esa mirada ampliada la vida se manifiesta tal como es.