Carlitos y Snoopy

¿Qué son los dos ojos de Snoopy? ¡Un 66!


No es que uno pretenda ver algunas cosas, es que ya las ve sin querer. Estaba puesta la tele en los prolegómenos de la cena de Nochebuena, y sin querer vi que los ojos de Snoopy era dos seises, es decir un 66, así que “en sin corto y ni perezoso” –como dice uno de mi pueblo- me fui a ver el trailer y no he parado de ver mensajes soterrados. Y no es sólo que estos satanistas intenten colar simbología oscura en todo lo que hacen, es que la estética que usan es para vomitar. Ya no hay artistas dibujando los personajes, ahora se trata solamente de ordenadores que generan patéticos personajes y paisajes deprimentes.

¿Y qué es la caracola que tiene Carlitos como pelo?
¡ Pues otro seis !

Si tenéis hijos en edad de ver esta basura y otras por el estilo, pensadlo seriamente porque no sé si se puede ir al cine a ser bombardeados por semejante ejército de ‘iluminados’. Sed valientes y no entréis por el aro, salid al bosque a pisar las hojas secas que aún quedan, id a los ríos a tirar piedras, pasead a la orilla del mar, todo con tal de no entrar en los cines a ver estas basuras que están diseñadas para aniquilar cerebros.

Como estos días son de fiesta, celebrad con el verdadero ingenio, ved este vídeo de 9 minutos de Dani Rovira titulado “El zoo de los animales extraños”. Si lo veis en familia tendréis que ir parando cada poco porque las continuas carcajadas no os van a dejar escuchar lo siguiente. Qué gran monólogo.