Quimioterapia natural en la cáscara del limón y de la lima


Hay tantos conocimientos suprimidos, hay tantos remedios ocultados, que cuando uno de ellos sale a la luz, la alegría es grande; sin duda que estamos asistiendo a una gran revelación, aunque a veces casi ni nos demos cuenta.

La cáscara del limón y de la lima contienen extraordinarias propiedades alcalinizantes, y no sólo previenen tumoraciones, sino que las reducen o directamente las eliminan. Podría relatar casos de gente cercana, pero no es necesario ya que lo verdadero no necesita de muchos argumentos. "¿Y por qué no nos lo has dicho antes?", pueden preguntar algunos... Pues porque he querido comprobar primero yo mismo 'los efectos'; y sí, puedo decir que ya sé de ‘la potencia’ y de la excelente capacidad de curación que poseen la cáscara del limón y de la lima, realmente se trata de algo increíble.

Para tomarlos en buenas condiciones se puede hacer de dos maneras, o bien a través de la técnica del limón congelado (recordad que también se puede hacer con lima), una técnica que es muy buena para dar sabor a ensaladas o platos cocinados, sin embargo las mayores propiedades se consiguen si no se congelan la lima o el limón, y es que con el congelado el alimento se desvitaliza. Se ralla pues directamente de la cáscara del limón o de la lima no congelados y se toma en los platos cocinados, en las ensaladas, en los batidos verdes o en todo aquello que creáis oportuno. Si el limón o la lima no son biológicos, es necesario lavarlos de forma exhaustiva frotando con un estropajo ya que contienen muchos pesticidas.




Probad con vosotros mismos, probad también con familiares delicados o enfermos y veréis lo que sucede; una vez vistos los resultados, no habléis si no queréis de milagro, de milagros, sobre todo para no molestar a las mentes materialistas, sin embargo nadie podrá negar que es imposible hallar explicación a alguna de las cosas que ahora mismo estamos viviendo.

Una vez que lo hayáis experimentado, dadlo a conocer pues esa es ahora la tarea.