¿Por qué nos vigilan? (SEGUNDA PARTE)



La mujer que denunciaba en el vídeo del apunte anterior cómo nos controlan, no ofrece desde mi punto de vista una solución adecuada para escapar de ese control, y es que la encriptación TOR no aporta ninguna garantía, con ello el vídeo en cuestión se convierte en una herramienta que induce al miedo; parece una denuncia y resulta que lo que hace es inocularnos más el miedo; estoy seguro de que esa mujer lo ha hecho con la mejor intención, pero el efecto que ha conseguido ha sido justo el contrario del que buscaba. Ya sabemos que ahora mismo el control es total y que nos vigilan como a ratas. Edward Snowden sin ir más lejos tuvo que irse a Rusia para escapar del control y poder denunciar con garantías las tropelías de la NSA y otras agencias de espionaje organizadas. Hasta que no tengamos un internet alternativo no podremos escapar por más encriptación que tengamos. Para disponer de un internet alternativo necesitamos que el poder les sea arrebatado a los que ahora mismo nos oprimen y esclavizan. Así que Marta, que sepas que decir a los demás que el lobo está aquí y que nos está mordiendo, no es suficiente.

Así las cosas, nuestros esfuerzos han de ir encaminados a revertir este estado de cosas, y no a tratar de hacernos solamente con un truco tecnológico para encriptar información para que no nos controlen.

Lo queramos o no, la humanidad va a iniciar una rebelión; aunque no lo parezca, esa rebelión está en camino. La rebelión comienza por denunciar todo aquello que está esclavizando al ser humano. La liberación viene de la mano de todos aquellos que denuncian el mal y lo encaran de frente. Mi aportación hoy en forma de granito de arena es esta información; se trata de tener conocimiento de que el dinero de las ayudas a la banca en España es el robo de los robos. Si se lee con atención (quince minutos son suficientes) se ve con claridad que ese artefacto mediático llamado 'independencia catalana' no es más que una cortina de humo para que no nos enteremos del increíble robo llevado a cabo.

Hasta que la emisión del dinero deje de estar centralizada, será imposible escapar de la vigilancia y del miedo.

No podrá llegar el amor si antes no se sientan las bases de la verdad y la justicia. Sin verdad y sin justicia no saldremos del círculo vicioso de las palabras bonitas.