La tomadura de pelo del cambio de hora



Cuando hace unos años cambiaron la hora a finales de octubre -como vienen haciendo desde hace ya mucho tiempo-, un amigo se hizo esta pregunta: “¿Cómo es posible que digan que lo hacen entre otras cosas para ahorrar energía, cuando a primeros de noviembre todas las ciudades se llenan con las famosas luces de Navidad para llevar a cabo un derroche descomunal?".

El cambio de hora es otra tomadura de pelo de las muchas que llevan a cabo con todos nosotros. No es sólo que los biorritmos se disparaten durante diez o quince días –con el malestar que eso provoca-, sino que la propuesta del cambio de hora está diseñada de nuevo para el sometimiento y la esclavitud. Trabajas durante las horas de luz solar, y justo cuando sales del trabajo ya es de noche, así pues te apartan de la luz del sol, con todo lo que eso supone. Agregan una hora a la primavera y al verano que es cuando más luz hay, y se la quitan al otoño y al invierno que es cuando la luz escasea.

En la página de Stop Secrets lo explicaban muy bien hace ya años.

Lo mismo que en Mundo Desconocido lo explicaron también con inteligencia e ironía años atrás. 

Hacia el final del vídeo de José Luis Camacho, veréis que cita a las eléctricas y cómo éstas se benefician con el cambio de hora, además las eléctricas son el refugio de varios ex presidentes del gobierno de España y de otros políticos que cobran 'favores'. Mirad qué candidato es Pedro Sánchez, ved cómo en un minuto Risto Mejide descubre su inconsistencia, su inmadurez y su charlatanería, justo al preguntarle por las puertas giratorias que se dan en algunas empresas, por ejemplo en las eléctricas que a diario nos estafan.