El tiempo de la abundancia



El apunte de hace dos días ha supuesto una verdadera alegría para muchas personas, la verdad es que no es para menos, un amplio y largo camino se acaba de abrir, un camino de honda esperanza, sobre todo para los que están pasando apuros económicos.

Imaginad lo que va a ser que muchas familias se dispongan a recuperar las casas que les arrebataron unos bancos que no tenían el título de propiedad de esas casas ya que los habían vendido a terceros a través de un sistema llamado "titulización". Las deudas hipotecarias titulizadas han sido creadas de una forma tan increíblemente compleja, que ahora ya no se sabe quién posee la hipoteca subyacente dentro del típico paquete hipotecario que los bancos han vendido a terceros; así las cosas y sin un titular válido, no hay nadie legitimado para ejecutar bienes con garantía. Estamos pues ante algo tremendo. Parece que los bancos en España, y en especial las extintas Cajas de Ahorro, han titulizado el cien por cien de las hipotecas. Si a partir de este momento el gobierno de turno hace la vista gorda ante esta inmensa estafa de los bancos, entonces la gente se posicionará de una forma nunca vista hasta ahora, así que este proceso no se puede parar; este proceso sí que es imparable, y no las ideas de falsas independencias y anti-independencias promovidas por la sectas masónica e illuminati.

Cuando el otro día veía el vídeo de la conferencia de la rueda de prensa en Barcelona, entendía de forma profunda las razones conscientes o no conscientes (la verdad es que no lo sé muy bien) que me llevaron a investigar el tema del dinero hace ahora ya bastantes años. Y siempre tuve la intuición de que sería en España uno de los sitios en los que se destaparía ‘la liebre’ para el quiebre definitivo de los bancos; ese quiebre definitivo no es otra cosa que el comienzo de una nueva forma de vida. Con la quiebra de los bancos, los Estados han de ser completamente remodelados hasta poder convertirse en algo de verdad útil, y no en estas moles que no son más que una forma falsa y opaca de funcionar.

¿Llega entonces el tiempo de la abundancia? Claro que llega. El tiempo de la abundancia no va a ser el tiempo en el que a todos se nos va a ir cayendo el dinero de los bolsillos y vivamos entre risas y comilonas todo el día, no es eso para nada, el tiempo de la abundancia es el tiempo en el que sirvamos de una vez a la Verdad en vez de servir al dios del dinero; el tiempo de la abundancia es el tiempo de hacer lo que hay que hacer sin estar todo el tiempo midiendo y preguntándose: "¿me llegará el dinero o no me llegará?”. El tiempo de la abundancia quiere decir que dejen ya de una vez de hacer experimentos con nosotros, no queremos ser cobayas de nadie. Ved este magnífico vídeo de 14 minutos titulado "El ciclo de la tiranía del dinero".

El tiempo de la abundancia plena es el tiempo de vivir la vida sin miedo. Como dice Jiddu Krishnamurti: “Si la mayoría de nosotros estuviéramos libres de todo temor, ¿sabes lo que ocurriría?: que haríamos exactamente lo que queremos hacer. El temor nos reprime. Y huir del temor es sólo acrecentarlo”.