Descender



Ahora se habla mucho de ascender, desde luego que este ascender no se refiere al ascenso laboral, se refiere a la ascensión espiritual; pero es que antes de ascender, es preciso descender.

Descender es tocar fondo; tocar fondo no es tanto bajar a los infiernos como comprender; si no hay verdadera comprensión no puede haber verdadera ascensión. 

La ascensión no es que tú te subes a no sé qué ola de energía y ya estás en no sé qué lugar instalado; la ascensión es simplemente acceder a un nuevo nivel de conciencia, siempre que accedes a un nuevo nivel de conciencia, asciendes.

Y repito que antes de ascender es preciso descender. Desciendes cuando te presentas en la vida como el que nada sabe; desciendes cuando te dejas caer en un abandono activo; desciendes cuando pones fin en tu vida a todos los espejismos.