Varoufakis



Hace dos días tuve que ir a Madrid a recoger a un hijo mío que llegaba de un viaje. Me regalé dos horas completas para pasear por la ciudad, además me prometí que no haría recado alguno, que simplemente deambularía por las calles con el objetivo del simple observar, sin condicionamiento alguno. Cada vez voy comprendiendo más cosas sobre ‘el invento’ de la ciudad. ¡Menudo invento! La temperatura ambiental ese día en Madrid era sencillamente insoportable, de hecho rondaba los cuarenta grados, eso hacía que del metro y de los autobuses emergieran verdaderos zombis, aunque lógicamente estamos hablando de seres humanos que están soportando una forma de vida que es ya propiamente la vida de los esclavos; además ese día la contaminación ambiental era altísima, concretamente había una alerta general de contaminación por ozono. 

Vivir así en la ciudad, en esas condiciones, nos lleva literalmente a hablar de un campo de concentración, lo que ocurre es que no solemos llamar así a las cosas para no asustarnos. 

Acabando ya el paseo, pensé mucho en Varoufakis.

Yanis Varoufakis dejó de ser ministro griego hace unos días porque le amenazaron de muerte. ¿Quiénes? La mafia de Bruselas, esa organización no democrática llamada Eurogrupo. Ya se puede decir que Varoufakis es el héroe griego que sabe la verdad; como sabe la verdad sobre el dinero, le temen, y le temen mucho. Hasta ahora el dinero ha sido Dios, pero va a dejar de serlo. La gran ramera de la Usura se está quitando sus trajes, mejor dicho le están quitando los trajes. Y se revuelve. Es lógico. La gran cuestión que me separa intelectual y afectivamente de la nueva espiritualidad es que ésta considera que no hay que hacer nada desde el punto de vista social, que no hay nada que reivindicar, que no hay acción posible en el exterior. Yo no pienso así, es más, creo que es un error muy grande no pensar ni actuar sobre el exterior pues esa inhibición solamente trae sufrimiento, pobreza, opresión.

Pensé en Varoufakis al final de ese paseo por la ciudad por un pensamiento que había llegado a mí unos días antes: ¿Qué buscan los Illuminatis que controlan la Unión Europea y que propugnan el Nuevo Orden Mundial? ¿Qué están buscando en este momento? Buscan la esclavitud, el sometimiento, y sobre todo buscan nuestra destrucción espiritual. Repito: BUSCAN NUESTRA DESTRUCCIÓN ESPIRITUAL. Cuando los pueblos estén destruidos espiritualmente, entonces será mucho más fácil el sometimiento. Ese es su plan. Y esto es lo que básicamente comprendí al ver a tanto zombi en Madrid durante ese paseo (lo digo con todos los respetos hacia esas personas porque son mis hermanos y también yo mismo fui así durante largo tiempo). 

Varoufakis se está dedicando a decir la verdad a una panda de mentirosos. Si no hay verdad es imposible que haya justicia, y sin justicia no puede haber libertad. Recomiendo el libro de Varoufakis “El Minotauro Global", está en Capitán Swing ediciones.

Varoufakis nos ha señalado el camino, ha apuntado con el dedo a los bancos criminales occidentales que han saqueado Grecia y otros países como es mi propio país, España. Por cierto, España tiene muchas posibilidades de ir detrás de Grecia, en este breve informe se explica.

Esto dice Benjamin Fulford en su último informe:

"Goldman Sachs y otros bancos inflaron fraudulentamente números de la deuda del gobierno griego al hacer cosas tales como la creación de las pérdidas falsas por los hospitales. La fraudulenta deuda griega está siendo utilizada como una herramienta para saquear los activos griegos reales como islas, puertos, servicios públicos, etc. Según la inteligencia británica MI5, el ex empleado de Goldman Sachs y ahora gobernador del Banco Central Europeo, Mario Draghi, fue el cerebro detrás de este plan de saqueo griego. Así, podemos entender por qué el ex ministro de Finanzas griego, Yanis Varoufakis se referiría públicamente a Goldman Sachs como un vampiro que chupa la sangre".



Este es el blog de Yanis Varoufakis.