Una actitud de la mente



“Uno puede estar en la espesura del mundo y sin embargo mantener una perfecta serenidad de mente; una persona así está siempre en soledad. Otro puede estar en el bosque, y, sin embargo, ser incapaz de controlar su mente, de éste último no puede decirse que esté en soledad. 

La soledad es una actitud de la mente. Un hombre apegado a las cosas de la vida no puede tener soledad, esté donde esté. Un hombre desapegado está siempre en soledad”.



Ramana Maharsi