El afecto y la afectividad



"Si la vida se organiza en función de la entidad personal que crees ser, surgen los problemas, los conflictos y la afectividad. La afectividad encubre la necesidad de asegurarse, de encontrarse, de ser reconocido y amado. Es siempre un movimiento egocéntrico, centrípeto. En la vivencia de la tranquilidad ya no hay afectividad, sino únicamente afecto. Es entonces cuando los problemas encuentran su solución sin gasto inútil de energía".




Jean Klein