Terremoto en Nepal



Según afirma el periodista canadiense Benjamin Fulford ('refugiado' desde hace años en Japón), el reciente terremoto de Nepal ha sido provocado. Según indica Fulford en su último informe, citando fuentes del Pentágono norteamericano (caballeros blancos infiltrados, naturalmente), el terremoto del pasado día 24 de abril en Nepal ha sido generado utilizando ondas electrónicas de alta energía (HAARP). El objetivo ha sido enviar un mensaje a la India para que no establezca alianzas con China.

Por otro lado, qué pena da ver los informativos y ver cómo todas las cadenas en España no hacen más que hacer balance de los españoles que están localizados allí en Nepal y los que están sin localizar, también los que han salido vía Nueva Delhi y los que están viajando en estos momentos hacia España. Y yo ahora pregunto, ¿es que cuando ocurre algo de este calibre solamente hay ‘españoles’? El resto de la humanidad no importa, solamente son noticia ‘los españoles'. ¡Qué alucine!

Qué pena da ver por cierto a los españoles saliendo de allí despavoridos, y dicen al llegar aquí que están agotados del viaje, cuando lo que han hecho es alejarse veloces de un país que ha quedado completamente arrasado. No hay ganas ahora de echar una manita, ¿verdad? ¿A que Katmandú destruido no tiene ya el mismo glamour? Ni mucho menos. No salen tan bonitas las fotos, y eso que son digitales y no hay que revelarlas. Los aguerridos montañeros que se van al Anapurna y al Everest a vivir emociones fuertes no quieren ni mirar hacia atrás para ver los escombros y para ver a los que allí yacen enterrados…¡Eso sí que son emociones fuertes queridos amigos montañeros! Sin embargo seguimos prefiriendo la ficción: esos records subvencionados por las multinacionales de ropa deportiva que montan precisamente sus fábricas en esos países pobres. Parece que lo real aún nos daña. 

Recuerda que mientras miras para otro lado (por puro egoísmo, claro) es tu propia conciencia la que estrangula lo mejor de ti mismo: tu sensibilidad.



"Entonces Jesús les dijo: Se levantará nación contra nación y reino contra reino; habrá grandes terremotos, y plagas y hambres en diversos lugares; y habrá terrores y grandes señales del cielo". 

Evangelio de Lucas, 21,10-11