La muerte no es lo contrario de la vida



"Cuando caminas por un bosque que no ha sido domesticado por la mano del hombre, no sólo ves abundante vida a tu alrededor, también encuentras a cada paso árboles caídos y troncos desmoronados, hojas podridas y materia en descomposición. Dondequiera que mires encontrarás muerte además de vida.

Al escrutarlo más de cerca, descubrirás que el tronco que se está descomponiendo y las hojas podridas no sólo hacen nacer nueva vida, sino que ellos mismos están llenos de vida. Los microorganismos están actuando en ellos. De modo que no hay muerte por ninguna parte. Sólo existe una metamorfósis de las formas de vida. 

¿Qué puedes aprender de esto?

La muerte no es lo contrario de la vida. La vida no tiene opuesto. Lo opuesto de la muerte es el nacimiento. La vida es eterna".


Eckhart Tolle, "El silencio habla".




En el recuerdo entrañable de Lino, el padre de mi cuñado Javier. Tuve el privilegio de estar con Lino hace diez días, pude tocar su rostro vencido por la enfermedad, vi la maravilla de sus ojos abiertos en medio de la noche cerrada, escuché su voz gastada que sin embargo transmitía el más puro aliento de vida.

La fotografía está hecha por mi hermano Juan desde su coche a la misma hora en la que Lino fallecía hoy, 22 de abril de 2015, a las 8 de la mañana.

A todos los que cuidaron de él, pero muy especialmente a mis sobrinas María y Lucía.