Sobre el último vídeo musical de Robbie Williams

Un montón de mujeres con cámaras (camareras) 
al servicio del señorito Robbie Williams.


Hoy toca hacer un breve análisis del reciente vídeo musical de Robbie Williams, un tema titulado “Love my life” (amo mi vida). Me llama mucho la atención que este tema musical se haya convertido en el último mes en una especie de himno para un montón de personas con calado espiritual, quizás no se hayan dado cuenta de lo que se esconde detrás del sucio sudario de imágenes que nos regala este muchacho teledirigido por la industria musical.

El tema 'Love my life' es un canto al yo narcisista. Demencial y tremenda es la realización del clip musical que debería de provocar la protesta en masa de las mujeres que son una vez más pisoteadas aunque parece que no se han dado cuenta; en el vídeo se puede ver a doce jóvenes porteadoras (con él suman 13, ése número no es casual) que llevan cámaras de vídeo, esas cámaras no son más que los espejos donde se refleja el fauno Robbie Williams, por no hablar del paisaje postnuclear, frío y helador, realmente es tremenda la tristeza que evoca toda la puesta en escena, increíble la negrura y la fealdad de las imágenes, una fealdad buscada, de eso no cabe ninguna duda.

Dice el estribillo: "Amo mi vida. Soy poderoso. Soy hermoso. Soy libre. Amo mi vida. Soy maravilloso. Soy mágico. Soy yo. Estoy donde quiero estar".

Perdonad que me atreva a reescribir el estribillo. De ninguna manera diré "amo mi vida", si acaso diré que "la vida deja su amor en mí como una donación o como una gracia", pero no diré “amo mi vida” porque sé que en los pronombres no hay ninguna realidad. Es la vida la que ama y no el pequeño yo (el ego) que en todo se esconde.

Yo no soy autor de nada, ni tan siquiera diré que yo amo la vida porque ese ‘yo amo’ es otro movimiento del ego. Sólo el narciso inconsciente, es decir el pequeño yo camuflado, puede decir eso de 'soy poderoso', 'soy hermoso', 'soy libre', 'soy maravilloso', 'soy mágico'. Mejor decir "la vida es poderosa, es hermosa, la vida es maravillosa, la vida es mágica". Y no es “soy yo”, es simplemente "Soy", el "yo" no lo necesitamos para nada, el yo puede llevárselo Robbie Williams en ese abrigo de cuadros que le deja tan triste y envarado como a un pingüino. Y tampoco es "estoy donde quiero estar", si acaso diré "estoy donde la vida me pone". Y es que el yo no ha tomado nunca ninguna decisión. Lo que estoy viviendo no es real y eso es precisamente lo que tengo que investigar. LO QUE VIVO NO ES LO REAL, LO REAL ES LO QUE SOY. El yo es un fantasma, el yo es algo que la mente ha inventado; nunca algo inventado por la mente, es decir un fantasma, puede tomar una decisión.

Por si hubiera alguna duda de cómo ‘usa’ a las mujeres Robbie Williams, ved este vídeo que enfadó tanto a la nación rusa, un vídeo lleno de tópicos illuminati y donde las mujeres son chachas y prostitutas de usar y tirar.








¿Por qué Dios no liquida a los espíritus del mal?


Algunas personas lo han preguntado en estos últimos meses más de una vez: "¿Por qué Dios o la Vida o quien sea no se encarga de liquidar a los espíritus del mal?". Dios, la Vida o quien sea, no va a liquidar a los espíritus del mal porque éstos tienen también derecho a existir, así de sencillo. Además, el verbo 'liquidar' infringe todas las normas éticas de esta aventura en tres dimensiones.

Leo bastante a menudo en páginas de nueva conciencia y especialmente en páginas conspiranoicas, que los malos van a ser liquidados y borrados del mapa, algunos tienen la ilusión de que Trump va a acabar con todos ellos, como en su día la ilusión estuvo puesta en Obama, no seamos ilusos, por favor; los malos y los males de este plano dimensional no van a ser exterminados así como así, lo explica bastante bien en este sencillo texto Omraam Mikhaël Aïvanhov, está en su libro “Pensamientos cotidianos”. Editorial Prosveta. 


"Son los humanos los que no deben caer en las trampas de los espíritus del mal, son los humanos lo que han de ser más lúcidos y más fuertes, son los humanos los que han de tener la fuerza de voluntad necesaria para caminar en la dirección correcta".








Dos detalles de Barack Obama


Una breve despedida para Barack Obama, el premio Nobel de la Paz que ha estado guerreando en los ocho años de 'representación' en la Casa Blanca. Solamente dos detalles como recuerdo de su fallido mandato, en el primero vemos su ‘inolvidable discurso’ explicando cómo serían los campos de concentración FEMA para encerrar en ellos a ciudadanos norteamericanos que potencialmente pudieran cometer un atentado terrorista, justo como ocurre en la película Minority Report que había una unidad pre-crimen que detenía a los ciudadanos antes incluso de que pudieran cometer un atentado ; en el segundo se desvelan los crímenes del programa estadounidense con drones no tripulados, un programa criminal llevado a cabo especialmente durante estos últimos ocho años.


Las tres fotos del apunte hablan mucho de este tiempo de Obama, el que intuya las claves para desvelarlas lo entenderá, como dice el periodista español Eladio Fernández, lo único que ha tenido Obama a su cargo en todos estos años ha sido una monumental oficina de desinformación.










Acabada ya la Navidad


Acabó ya la Navidad. Sin duda la Navidad es cada vez más la orgía del consumo, una más de las muchas orgías consumistas que hay a lo largo del año; la Navidad es realmente un peligro para la salud y un desafine calculado para la conciencia. Pues bien, acabada ya la Navidad me siento un rato al lado de mi hijo pequeño y de dos amigos suyos, está la televisión encendida en ese momento; uno de los amigos de mi hijo me lanza el dardo: "¿Es verdad que en la publicidad se nos insulta?". Y como si el Cielo lo dispusiera, en tres o cuatro minutos vemos en la televisión encendida esto que ahora voy a contar. Lo primero que vemos es un anuncio del método Dentix, un negocio dental que siempre ha tenido unos anuncios muy illuminati donde claro que se ríen de la gente, aunque últimamente optan por un tono decrépito muy de moda, ved sino este anuncio que tiene mucho de anuncio de la lotería de Navidad con ancianos cadavéricos, ojos de Horus, niños perseguidos, mariposas del programa Monarca (programa de control mental) y una visión de la sociedad que va camino de ser esclavizada a través de la falsedad del disfrute de la jubilación… El disfrute de la jubilación es ahora mismo la cosa más vendida en Europa, claro que en este asilo europeo qué van a vender si no es la jubilación; cada día alucino más con tantas y tantas personas que no piensan más que en jubilarse; el que está pensando todo el tiempo en jubilarse -si no es por enfermedad- ha echado ya el cierre a su propia inteligencia.

El anuncio termina con un número a pantalla completa: el 222. Rápidamente digo "seis". ¿Seis? Preguntan los tres chavales a la vez. Sí, dos más dos más dos que suman 6. ¡Ahhh!


Acto seguido aparece Gerard Piqué, jugador del Barça, que cada vez tiene más pinta de ser un controlado MK-Ultra lo mismo que Shakira, aparece en una imagen con unos cascos, también el número 6 aparece en los cascos, es como si a través de los cascos le estuvieran soltando toda la programación...mental.



Y el postre vino con la 2, la segunda cadena de la televisión pública española, ahí está la imagen en la portada de este apunte. ¿Cuál es el lema actual de la 2? "La dos te sienta bien". ¿Lo entendéis? Están diciendo en su doble significado: tan bien te sienta que ya no te levantas, te atonta de tal manera que ya no eres capaz de levantarte del asiento.

Insultos para comenzar el año, algunos de esos insultos se están pagando con dinero público; mientras tanto, muchos pobres mueren de hambre.









No digamos “Estado del bienestar”, mejor decir “el bienestar del Estado”.



Con dos casos muy concretos vamos a poder ver que cuando se dice “Estado del bienestar” en realidad se está queriendo decir “el bienestar del Estado”.

CASO NÚMERO UNO: en el reciente vendaval en España por las cláusulas suelo, el Estado quiere ‘mediar’ con un proyecto de ley entre los bancos y la gente. No quiere mediar, quiere manipular. Lo primero es que el Estado va a sacar tajada porque parte de lo que la gente ingrese lo tendrá que pagar a Hacienda, es decir al Estado; lo segundo que dice el Estado es que al mediar él en el conflicto se evitará un atasco por demandas en los juzgados, cuando lo que el Estado pretende es librar a los bancos de pagar las costas porque casi todos los bancos perderían en los juicios con los clientes; tercero, quiere el Estado que toda la maniobra de devolución se ejecute de forma rápida para que los bancos no tengan que pagar más por intereses; cuarto, fue el Estado el que presionó a los jueces para que dijeran que los bancos sólo tendrían que devolver el dinero a partir de mayo de 2013 y no desde la fecha en la que se firmó cada hipoteca; quinto, el Estado va a posibilitar que los bancos devuelvan lo que deben también a través de productos financieros, por eso mi amigo Charly dice que entonces podremos pagar la hipoteca también nosotros a los bancos con productos nuestros: alguna longaniza, algún chorizo… Mucho chorizo, sobre todo mucho chorizo.


CASO NÚMERO DOS: lo ha escrito hoy mismo de forma brillante el gran filósofo español Félix Rodrigo Mora en su página de Facebook. Lo titula “El Estado nos salva…también del tabaco”. Dice así: "Según la fe progresista el Estado es el redentor del pueblo, el que le libera de todos los males, particularmente en la forma de Estado de bienestar, o Estado dador de la felicidad al pueblo... Así las cosas, se nos dice que gracias a la ley antitabaco el número de fumadores ha descendido del 38% en 2003 al 31% en 2013. El diario El País, siempre dispuesto a atropellar la verdad y el sentido común, titula un editorial "Leyes que cambian la vida". Pero veamos cuáles son los hechos. El Estado impuso el monopolio del tabaco en el año 1636, de manera que es el primer interesado en que sea consumido al por mayor. Hoy recauda por su venta unos 9.000 millones de euros anuales. Es, por tanto, el Estado el que ha creado el tabaquismo, y el responsable principal de las 60.000 muertes anuales que aquel vicio ocasiona. Dicho a lo claro: el ente estatal se lucra con la enfermedad y la muerte de las personas, por lo que lleva siglos promoviendo el tabaquismo, de muchas maneras. El asunto es tan escandaloso que sacó la ley antitabaco para lavar la cara a su codicia criminal. Dada la situación de desintegración de la sociedad y la persona que vivimos, lo que está sucediendo es que el tabaco en tanto que droga está siendo sustituida por otras drogas, de ahí que el uso de aquél tiende a caer, en lo que muy poco o nada tiene que ver la ley antes citada. El diario del progresismo (el diario El País) lo reconoce implícitamente en otro editorial, "Más drogas, más accidentes", en el que señala que el aumento del número de percances mortales en las carreteras en 2016 está relacionado con el incremento del consumo de drogas. La situación del sujeto medio hoy es tan desesperada que a menudo se quiebra su voluntad de vivir y tiende a acudir a todo tipo de sustancias adictivas y estupefacientes. No hay, por tanto, avance sino retroceso. Las leyes actuales, como intervenciones del ente estatal, lejos de arreglar los problemas los mantienen y empeoran".








La cárcel



Ved la charla de Pedro Varela hablando de sus vivencias en la cárcel, es una charla del año 2014 pero que no ha envejecido lo más mínimo.

Dice Pedro Varela que el sistema tiene tres formas de combatir a los rebeldes: primero te declaran loco, si consigues convencer a alguien de que no estás loco, entonces te declaran terrorista, pero si consigues convencer de que no has puesto a nadie una bomba y que no eres terrorista, entonces te declaran nazi y ya no tienes nada que hacer.

Dice también Pedro Varela que cuando de verdad quieren silenciar a alguien no es sólo que consiguen llevárselo a la cárcel, es que no paran hasta que no lo meten en el psiquiátrico. Cárcel y psiquiátrico, la mezcla perfecta.

Ved la charla si queréis mientras hacéis alguna tarea en la casa, no es necesario estar con los ojos pegados a la pantalla. Los últimos diez minutos no tienen desperdicio.

Diré que no estoy de acuerdo con Pedro Varela sobre todo en su variante ideológica, sin embargo es preciso publicar su charla por el magnífico relato que hace sobre la represión del sistema.

A veces el odio del enemigo es una gran bendición; detuvieron a un amigo a finales del pasado año y su estancia en prisión fue lo más parecido a una sucesión de milagros. A él dedico este apunte.

A veces no se sale de la cárcel al salir de la cárcel, quiero decir que a veces lo que parece que no es cárcel tiene tantos o más barrotes que ese lugar al que llamamos cárcel; o dicho de otra manera: puede que la verdadera cárcel sea ésta de aquí afuera.








Algo eterno


El vídeo de Krishnamurti de hace unos días (dos apuntes atrás) ha generado mucho movimiento en bastantes personas, algunas así me lo han hecho saber. La verdad es que ni es nuevo Krisnamurti porque la mayoría ya lo conocemos bastante, ni es nuevo lo que dice, eso de que Dios es una invención del ser humano. Se ve con mucha claridad en el vídeo las resistencias que ponemos a la hora de librarnos de nuestras ataduras mentales, a veces cuesta mucho salir de la prisión de la mente, sin duda la prisión más grande que pueda existir. 

El que ha estado buscando, el que está atento de verdad, el que basa su vida en lo verdadero, sabe que aunque el concepto de Dios es algo que el hombre ha inventado, sin embargo hay ALGO ETERNO que mora en el interior del ser humano, eso eterno no puede ser una invención de la mente, eso eterno no conoce límite alguno, tampoco está condicionado por el espacio y por el tiempo, eso eterno está más allá de cualquier tipo de conceptualización y de cualquier tipo de circunstancia.

¿Cómo encontrarse con ESO ETERNO que nos habita? Tratando de vivir cada vez más en ese estado de no saber; a pesar de vivir en ese no saber, es necesario estar completamente abiertos a todos los niveles que la vida ofrece, abiertos a todas las posibilidades, completamente inocentes y completamente vacíos de todo conocimiento humano, es lo que el maestro Eckhart llamaba “el hombre pobre”, es decir el que está en la vida sin saber nada, sin poseer nada, sin querer nada. O como apuntaba sabiamente San Juan de la Cruz: “Para venir a serlo todo, no quieras ser algo en nada”.

Viviendo en ese ‘solemne vacío’, podemos ver que de pronto nace un destello de eternidad, un destello que no es otra cosa que el verdadero amor que se reconoce a sí mismo, ese es el final de toda carencia, el final de toda búsqueda, el final también para esa idea de tener que ser algo en la vida. No tienes que ser nada en la vida, tienes que ser simplemente Vida.